5, 4, 3, 2, 1

Quedan cinco días para el cierre de recepción de propuestas. Éste es un proyecto express; en estos tiempos quince minutos es una eternidad. El ahorita no existe (o existe a perpetuidad). No se preocupen por enviar la propuesta; cuéntenos de qué quieren hablar y por qué; ya en el proceso de armar la presentación le terminarán de dar forma. Entre la idea y la acción cae la sombra, decía el poeta… ¡L@s esperamos!