Infomex: Transparencia Turbia

IFAI: XML #FailYa lo sabemos: vivimos en la época de la información. Las herramientas del Internet permiten la proliferación de datos en una velocidad y cantidad hasta antes imposibles. El que cada vez más y más personas tengan la posibilidad de publicar información al alcance de las puntas de sus dedos es expresión de una democratización del alcance a la tecnología y a la producción de discursos. Esto es un desarrollo positivo que presenta retos difíciles.

Uno de los avances recientes es que el término “transparencia” ya no es ajeno al discurso político mexicano. Lamentablemente, en el contexto actual esto todavía no trasciende el ámbito discursivo, o sea el de la demagogia o la palabrería. Aunque hay más información disponible, todavía no existen los instrumentos adecuados para convertir esa información (y el rechazo ciudadano que frecuentemente le sigue) en acciones concretas que permitan impedir excesos y prácticas ilegales.

No ha pasado un mes de la celebración de las fiestas del Bicentenario de la Independencia de México y poco a poco deja de ser noticia. CNN México ha informado que el costo de la fiesta del 15 de septiembre en el Zócalo capitalino, tal como lo anunció el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, fue de 667 millones de pesos.

CNN México también informó que fueron 2 mil 838 millones de pesos los erogados a la fecha por el Fideicomiso del Bicentenario de la Independencia de México. CNN analizó datos disponibles en el portal de INFOMEX y reveló que tres empresas, dos públicas y una privada, concentraron el 61.5% ese gasto.

Tal como #SinLugar lo hizo a través de su cuenta de Twitter, CNN México, en una práctica periodística loable, ligó al PDF donde se enlistan algunos de los beneficiarios de los contratos para la producción del Bicentenario.

Como se puede observar, el documento en cuestión no está titulado ni ofrece mayores detalles como número de contrato, factura o RFC de las empresas involucradas. El documento es un PDF estático que no permite mayor seguimiento ni mecanismos de clasificación o archivamiento. Es decir, este documento, en la red, existe como una imagen sin etiquetas ni descripción y es fácilmente falsificable. A pesar de que el documento está acompañado al final por el scan de una fotocopia de Banjército explicando los contenidos de la tabla, la autenticidad del documento no está certificada.

El portal de INFOMEX es torpe y complicado; requiere de un engorroso mecanismo de registro que solicita datos personales que parece diseñado para desalentar la participación ciudadana. A simple vista, no queda claro cuáles son las diferencias de objetivos y funciones de INFOMEX, “Zoom”, el “Buscador de Solicitudes de Información y Recursos de Revisión” del IFAI y el Portal de Obligaciones de Transparencia. Básicamente, éstas cuatro páginas de internet son tan burocráticas/burocratizadas/burocratizantes que dan miedo. Literalmente.

El área para consulta pública de solicitudes también requiere del conocimiento previo del críptico vocabulario burocrático-administrativo utilizado por esta dependencia, de las dependencias encargadas de cada información que se requiere y de datos como “fecha de recepción” y “fecha de respuesta” que el ciudadano no tiene por qué necesariamente saber. En fin, el sitio parece tener en mente a empleados del Gobierno Federal y no a ciudadanos comunes y corrientes.

Lo que es incluso más grave es que los documentos, cuando se encuentran y están disponibles, existen en documentos estáticos (PDFs) que no están archivados de manera abierta y sistematizada. Esto quiere decir entre otras cosas que la información contenida en estos documentos no está descrita en XML y por lo tanto no es encontrable de cualquier modo ni es posible descubrir sus interconexiones con otros documentos.

El portal tampoco cuenta con una sistema de búsqueda por palabras clave. Pedirle a INFOMEX que instrumente recursos de la web semántica quizá sea demasiado en estos momentos; pero el que este portal exista tal y como se encuentra ahora es prácticamente imperdonable, ya que traiciona todos los lineamientos de la transparencia y el libre acceso a la información.

Urge un rediseño del portal de INFOMEX que incorpore al menos las siguientes características:

1) Debe eliminar los “pop-ups” y demostrar ser 100% accesible en diferentes navegadores y sistemas operativos con código verificado por el World Wide Web Consortium.

2) El sistema de registro debe simplificarse y sólo solicitar nombre completo y correo electrónico válido.

3) La base de datos debe ser cien por ciento interactiva e incluir un motor de búsqueda fácilmente visible en la página principal; simple y de búsqueda avanzada. El usuario no tiene por qué conocer a qué dependencia se solicita la información; ni las fechas de solicitud ni respuesta, ni las características de éstas tal y como se requiere actualmente.

4) Al menos en título, fecha y otros datos relevantes, todos los documentos disponibles en la base de datos deben estar codificados en XML siguiendo los estándares de la Text Encoding Initiative así como etiquetados con metadata relevante en código abierto.

5) Cada vez que se integre un nuevo documento o una nueva respuesta a una solicitud, se deberá informar de ello públicamente en la página principal, ofreciendo el URL permanente o permalink del documento.

6) Cada documento debe también estar etiquetado geográficamente y deberá incluir datos de su localización física y ficha de clasificación (en qué dependencia se puede consultar el documento físico original).

7) Urge simplificar y “ciudadanizar” el portal. Se debe estimular la búsqueda ciudadana eliminando el discurso administrativo y el exceso de información. El ciudadano quiere saber. Quiere saber porque no sabe. El trabajo debe estar detrás de lo que el ciudadano ve.

8) INFOMEX, el “Buscador de Solicitudes de Información y Recursos de Revisión” y el Portal de Obligaciones de Transparencia deberían unificarse.

El problema fundamental sigue siendo los procesos subsecuentes a la obtención de la información, pero el hacer esta información verdaderamente accesible es el primer paso.

Seguiremos informando.

Mientras, les invitamos a conocer el Technology for Transparency Network…

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine