El acuerdo del que nadie se acuerda

Estamos comenzando agosto. Han pasado casi seis meses desde la firma del Acuerdo para la Cobertura Informativa de la violencia promovido en el marco de Iniciativa México. Hasta ahora, el acuerdo no es más que un evento mediático, una mera ocurrencia política sin consecuencias. El observatorio de medios creado en el marco del acuerdo no ha emitido ningún resultado (tendría que haberlo hecho al tercer mes). El sitio web no reporta ninguna actividad distinta a la difusión del acuerdo. Los medios continúan actuando exactamente igual que antes del acuerdo. Llamarada de petate, pues.

Esto no es nuevo. La convocatoria copular y mediática sólo alcanza, por lo regular, para la foto. Aquí es, sin embargo, es quizás un poco más revelador que de costumbre, porque confirma lo que por lo demás ya todos sabíamos: los medios de comunicación, sobre todo los agrupados al rededor de las televisoras, son mera simulación: ni cambian, ni son críticos, ni están comprometidos con nada. No pueden, ni siquiera hacer real un acuerdo propuesto por ellos mismos.

La violencia en parte, es producto de que alguien no cumple con su responsabilidad. Y los medios son, por supuesto, uno de los que no cumplen.