Un espectro recorre México…

…el de la falta de ética periodística, cívica, política. El de la falta de inteligencia.

Todos los que hemos visitado o vivido en la ciudad de México sabemos que tiene un problema vial muy serio. Ante la inexistencia de un sistema de transporte público eficiente y seguro (a pesar del milagroso funcionamiento del Metro), el DF es el reino del automóvil. Cuando las vías se saturaron, se construyeron más pisos y se abarataron los créditos para comprar autos nuevos. Las familias que pueden se acostumbraron a que cada quién tenga su auto. El automóvil es el hábitat de millones. Las banquetas, cuando las hay, parecen no ser para caminar: el peatón, en términos de infraestructura urbana, no existe (y si existe es como si no tuviera derechos humanos). A las élites de México les gusta andar en bicicleta en París, Londres, Berlin y Ámsterdam, pero no en el DF, donde es cosa de clases sociales y actividades económicas que ven con menosprecio.

Mientras, la ciudad es una olla de presión donde el vapor está lleno de toxinas. La promoción del uso de la bicicleta en la capital mexicana ha sido un triunfo ciudadano, que podría tener consecuencias muy positivas a corto y lejano plazo, si es que se acompaña de una gradual serie de transformaciones estructurales. Por lo pronto, la adopción de la bicicleta es una medida que cualquiera con una pizca de entendimiento vería como positiva. Conociendo las complejidades de la vida en el DF, no es cosa simplemente de agarrar la bici y ya, pero por algo se empieza.

Es en este contexto que Ángel Verdugo, que por razones desconocidas por mí cuenta con el privilegio de un espacio radiofónico y una audiencia masiva en 98.5 de FM, se permitió decir en la esfera mediática pública que “un fantasma recorre el Distrito Federal… los ciclistas”. Verdugo procedió entonces a vociferar una diatriba donde pedía a sus escuchas (a quienes asume todos como automovilistas): “láncenles el vehículo de inmediato, no les den oportunidad de nada, aplástenlos para ver si así entienden…”

[Escuchen el audio completo aquí, cortesía de Bicitekas]

La violencia contra el ciclista no es una cuestión exclusiva del DF. En las grandes ciudades, incluso en aquellas donde existe una cultura ciclista muy arraigada, las relaciones entre automovilistas y ciclistas pueden ser difíciles. Sin embargo, las acciones de Verdugo, como lo señalaron con precisión los colegas de Chilango, “son inaceptables y nos avergüenzan como gremio”.

Este es otro ejemplo más de cómo la ciudadanía mexicana está sujeta a un constante ataque por parte de los medios masivos de comunicación, donde parece no haber ley o estándar alguno que les obligue ya no a la corrección política, tan fácil presa de la hipocresía, sino al periodismo ético.

Urge promover, practicar y proteger una cultura de ética periodística donde este tipo de llamados a la violencia, simbólica y literal, sean documentados, discutidos y castigados cuando así sea necesario. Me encantaría, por ejemplo, ver que el Observatorio de Medios de la Universidad Iberoamericana analizara y denunciara éste y otros casos similares.

En una democracia efectiva, donde se valore el impacto de los mensajes mediáticos en el bienestar de la población, este tipo de llamados a la violencia e intolerancia podrían llegar a ser sujeto no sólo de advertencia sino de persecución judicial. La libertad de expresión es una cosa. El abusar de los espacios mediáticos para provocar polarización y tensión social es otra. Y no lo decimos de broma.

Actualización: el periódico El Universal reporta que

La estación de radio Reporte 98.5, a través de su cuenta de Twitter, informó que el “Comité de Ética de Grupo Imagen Multimedia decidió  suspender de forma indefinida la participación de Ángel Verdugo”, luego de los comentarios que realizó sobre que los ciclistas en la ciudad son “una plaga” por lo que llamó a los automovilistas a “aplastarlos”.


		
Anuncios

“México es algo como un enigma personal”

Juan Arellano, de Lima, Perú, edita para Global Voices en Español.

A él le debemos la iniciativa del Festival de blogs: México – Ciudadanía, violencia y blogs, que comenzó ayer.

Juan escribió este recuento personal sobre el festival, y les invitamos a que lo lean, y a que hagan “clic” en los vínculos que ofrece.

Gracias, Juan.


El acuerdo del que nadie se acuerda

Estamos comenzando agosto. Han pasado casi seis meses desde la firma del Acuerdo para la Cobertura Informativa de la violencia promovido en el marco de Iniciativa México. Hasta ahora, el acuerdo no es más que un evento mediático, una mera ocurrencia política sin consecuencias. El observatorio de medios creado en el marco del acuerdo no ha emitido ningún resultado (tendría que haberlo hecho al tercer mes). El sitio web no reporta ninguna actividad distinta a la difusión del acuerdo. Los medios continúan actuando exactamente igual que antes del acuerdo. Llamarada de petate, pues.

Esto no es nuevo. La convocatoria copular y mediática sólo alcanza, por lo regular, para la foto. Aquí es, sin embargo, es quizás un poco más revelador que de costumbre, porque confirma lo que por lo demás ya todos sabíamos: los medios de comunicación, sobre todo los agrupados al rededor de las televisoras, son mera simulación: ni cambian, ni son críticos, ni están comprometidos con nada. No pueden, ni siquiera hacer real un acuerdo propuesto por ellos mismos.

La violencia en parte, es producto de que alguien no cumple con su responsabilidad. Y los medios son, por supuesto, uno de los que no cumplen.


Una respuesta, clara, nítida, formal al respecto

Nueve minutos con 48 segundos en la historia de México.

Preguntó, y le respondieron.


La realidad de los medios digitales en México

por Antonio Martínez Velázquez

En un país en el que sólo 30 millones de personas tienen acceso a internet y de éstos 5 millones a servicio de banda ancha, hablar de la realidad de los medios digitales en México parece difícil. Por su naturaleza, los medios digitales responden a la realidad de sus creadores, a su ideología o a su manera de presentar la información.

Podríamos decir que existen 2 tipos de medios digitales en México: aquellos que tienden a reproducir la organización y métodos de los medios tradicionales y aquellos que se pueden encasillar en los “medios alternativos”. Los primeros tienden a ser las versiones en línea de los medios tradicionales así como algunos proyectos emprendidos por “profesionales de la comunicación”, en el segundo caso se trata de blogs y portales formados por personas que no necesariamente tienen algún conocimiento de periodismo o trata de información.

A pesar de la todavía baja penetración del internet en la vida cotidiana de los mexicanos, cabe preguntarse ¿por qué los medios digitales están causando furor en nuestro país? Me parece que tiene que ver con todo aquello que rodea la forma de producción de información en los medios digitales.

El internet, brinda un campo nivelado y democrático para la producción de información, así cualquiera que tenga acceso a una computadora con internet puede ser un productor de contenido, el ciudadano deja de ser audiencia y se convierte en productor de información.

Impacta en nuestro país por la democracia que muestra, quienes contribuyen no requieren estudios en periodismo o experiencia previa neceseriamente. Estamos tan acostumbrados a la forma de producción de los medios tradicionales que los tomamos como el status quo natural. Como apunta el teórico inglés Nick Couldry, los medios alternativos-digitales de información contribuyen a la desnaturalización de los medios. Las personas que se consideraban a sí mismos como audiencia ahora pueden convertirse en productores de contenido. Esto pueden hacerlo si entienden que los medios tradicionales no son la única forma de crear información.

El caso paradigmático es indymedia, cuyos colaboradores crean las noticias directamente de su experiencia con el racismo o la brutalidad policiaca. O por ejemplo el modelo “wikipedia” cuyos contribuidores distan de ser un puñado de expertos de ciertas instituciones académicas sino que forman parte de la inteligencia colectiva de todos los usuarios.

Es decir es causa de atención porque empodera al ciudadano y ofrece nueva alternativas para conocer lo que pasa en el mundo, además de que reconoce el conocimiento o experiencia de quien lo produce. Los medios digitales disputan la concentración de los medios profesionales-tradicionales y retan su monopolio de forma simbólica. PierreBordieu decía que el poder simbólico es el poder de construir realidad, por analogía, los medios digitales construyen una realidad que, en la mayoría de los casos, se opone a las convenciones y representaciones de los medios tradicionales, no sólo eso; los medios digitales hacen importantes contribuciones a la vida política y social al desarrollar comunidad y ciudadanos activos.

Esta última característica es crucial, pues el ciudadano, al convertirse en el productor de la información se involucra en su comunidad o temas que le interesan y esto hace la gran diferencia, pues se crean redes interconectadas de ciudadanos activos formando una masa crítica que genera una nueva realidad social, pues en práctica este tipo de organización descentralizada y horizontal entre estos “ciudadanos-medios” y sus audiencias también disputa a la organización jerárquica tradicional.

De su impacto informativo

Cada vez es más el impacto de los medios digitales en los temas que definen la agenda pública. Por ejemplo, en CriticaPura.com tenemos un caso que me parece que lo ejemplifica muy bien. Primero debo decir que en el blog somos un equipo donde cada uno de los productores de contenido es responsable del mismo; y la edición, a mi cargo, consistente la corrección de estilo y en guiar los contenidos en caso de temas específicos. El caso es el de ACTA (acuerdo comercial anti-falsificación por sus siglas en inglés). Un tema que se ha tratado exhaustivamente en el blog y que ahora forma parte de la agenda pública en México y que algunos medios tradicionales retomaron. Con esto quiero decir que es posible incidir en los temas que se discuten a través de los medios digitales. Poder voltear y decir: “todo empezó con un post”.

Retomando el tema del impacto informativo, además, en algunos casos, los encargados de las áreas de comunicación de muchas de las oficinas gubernamentales, se han dado cuenta que no escuchar significará el fallo de su quehacer. Los medios digitales tienen la virtud de la participación en dos vías, de la inmediatez de la opinión, de la construcción de opinión pública a costos bajísimos y sobre todo es un buen termómetro para medir las reacciones (ante la actuación de los actores de la clase política o del espectáculo o deportivas)de importantes sectores de la población. Por ello las estructuras tradicionales y jerárquicas para sobrevivir deberán escuchar en primer lugar.

Se ha querido poner énfasis en demeritar la calidad de la información que circula a través de los medios digitales. Y es precisamente en la arquitectura de la red donde reside su virtud. El hecho de que todos tengan el mismo acceso y la posibilidad de incidir en ésta hace que la información, más que una cosa finita, sea un proceso. Este proceso, dependiente de los flujos de información, hace que sea una constante construcción y una información que pudiese ser “falsa” se alimenta de este proceso y se construye en comunidad de manera que se discrimina en automático la información errónea.

La naturaleza de los medios digitales y su organización, casi siempre descentralizada pero en red, los convierte en una tecnología social pues articula distintos sectores en temas de agenda de mínimo acuerdo y convierte el flujo de información en movimientos sociales. Por supuesto que es esta característica la que hace que su impacto sea mayor, pues son precisamente los que balancean la formación de la opinión pública creada por los medios tradicionales “de audiencia”.

—-
Antonio Martínez Velázquez, activista político, es editor de criticapura.com, blog preocupado por explorar los efectos del internet en la política. En sus ratos libres es cocinero y pirata y lo pueden encontrar en la página del wikipartido pirata mexicano.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine


#freepressmx

Por Geraldine Juárez

Esta mañana algunos sinlugareños y atrasados, despertaron con la noticia del secuestro de cuatro periodistas mexicanos. Aquí los enlaces a las notas de varios sitios de prensa internacional y asociaciones de periodismo.

BBC: Sin noticias de periodistas desaparecidos en Durango

Commitee to Protect Journalists: Four Mexican journalists held hostage in Durango

WSJ: Four Journalists Kidnapped in Mexico

SVD: Journalister kidnappade i Mexiko

NYT : Mexican Journalists’ Captors Demand Broadcast of videos

Sin un periodismo libre, México difícilmente logrará denunciar y actuar para desmantelar la relación criminal entre el gobierno y el crimen organizado.

Televisa y Milenio – los medios involucrados en este conflicto –  desgraciadamente son parte de  la tradición de complicidad entre gobierno y medios de comunicación, que profundiza la opacidad del ejercicio gubernamental así como la magnitud de la corrupción en México.  Tal vez es hora de leer notas de #otroslugares también.

Para distribuir notas de medios internacionales al respecto, utiliza el hashtag #freepressmx.